sábado, 15 de agosto de 2015

Cuentos abigarrados

 
Pensamientos y fragmentos

La mamita juega un papel enorme en la vida de la mujer:
Una niña de siete años amenaza al chico Vania que la ha ofendido: -¡Se lo voy a decir a mamita!
Una muchacha de diecisiete años dice al barbudo, pero descuidado Iván Ivánovich: -¡Hable con mi mamita!
Una mujer de veinte años dice a su marido (al esclavo Joan): -¡Me voy a ir a donde mamita!

***

Un profesor, volviendo a casa, pronunció el siguiente monólogo:
-Hum… Dos sillas volcadas… en el suelo los añicos del jarrón… el espejo roto… en la cocina Matrióna llora en su delantal... y mi mujer no me saluda, se sentó junto a la ventana y mira a algún lugar de la lejanía… Hum… Si tomar todo esto en conjunto como una premisa, y hacer una deducción lógica… (reflexiona dos minutos con pensamiento profundo)… pues, parece, se puede casi sin equívoco llegar a la conclusión… (reflexiona dos minutos más, después, dirigiéndose a su mujer): -¡Aniúta! Parece, puedo afirmar casi seguro, que antes de mi llegada te enojaste un poco…

***

El beso fue inventado en la profunda antigüedad por una mujer pícara e inteligente, que besaba a su marido cada vez, cuando éste regresaba a casa tarde en la noche, con el objetivo de averiguar: ¿no bebió acaso?
El baño es el lugar donde reinan la libertad, la igualdad y la hermandad.1
Nueva regla para los que juegan al wint:2 mueve la lengua, no des rienda suelta a las manos. 
El espejo es igualmente necesario para la mujer y el hombre, con la diferencia, no obstante, de que la mujer se mira en el espejo diariamente, y el hombre con preponderancia en la resaca. 
¡Las mujeres son grandes costureras! Ellas no sólo manejan la aguja de modo magistral, ¡sino asimismo saben tirar puntadas de forma excelente! 
En el décimo mandamiento la mujer está puesta junto al buey, el burro y el esclavo, porque en la vida a ella le toca tener asunto, solamente, con esos animales: el buey la alimenta, al burro lo engaña y el esclavo se considera su señor. 
En cada causa penal enredada ante todo: busca a la mujer.
En cada causa civil enredada: busca al abogado. 

Tres tareas para niños adultos

El doctor Zajárin cobra cien rublos por la visita. La muerte cobra la vida por la visita. La vida pues, según Suvórov, es un kópek. Se pregunta, ¿cuántas veces cobra Zajárin más caro que la muerte?
El secretario del consejo médico recibía 900 rublos al año. De éstos gastaba 850 rublos anualmente. Se pregunta, ¿cuántos años vivió el secretario, si después de su muerte quedaron 123 000 rublos?
Los abogados moscovitas cobran por el divorcio, comúnmente, 4 000 rublos. De cuatro mil, se quedan con dos mil. ¿A dónde se meten los restantes 2000?

Avanzada teatral

Funcionario de finanzas. ¿Qué eso ustedes liberan a Davídov?3
Funcionario teatral. ¿Y qué harás con él? Como a un hijo lo cuidamos.
Funcionario de finanzas. ¿Como si? Los periódicos no eso decían.
Funcionario teatral. ¡Ah, esos periódicos! ¿Qué asunto es de ellos? Habría que prohibirles escribir sobre la administración teatral, eso es todo... Que escriban de las piezas…
Funcionario de finanzas. ¡Mira lo que quiso! ¿Por qué pues para ustedes tal privilegio? A nuestro ministro cómo lo vapulean, y a vuestro jefe de departamento y secretario no los toques. Nosotros entonces todos querremos ingresar al consejo teatral, porque es muy agradable, cuando nadie se atreve a chistar sobre ti. Una libertad total.
Funcionario teatral. Sí, nuestro consejo es singular. Pues he aquí, no escriben sobre nuestra gerencia de caballos.
Funcionario de finanzas. ¿Así, qué quieren pues? Para librarse de la prensa, pasen al consejo de caballos…
Funcionario teatral. (mira con reproche y enciende un cigarrillo). Y el tiempo, parece, se arregla… (Salen.)

Pensamientos y fragmentos 

El “volapüc”,4 el lenguaje universal, no es del todo una novedad para las mujeres. Ellas ya hace mucho tiempo inventaron un “lenguaje universal”, en el que pueden explicarse igualmente con libertad: la francesa con el ruso, la italiana con el alemán, la sueca con el francés, y precisamente: las mujeres saben hablar con los ojos.
Observación. Aunque el “lenguaje de los ojos” es un lenguaje muy antiguo, no obstante, en los gimnasios clásicos no se enseña.

***
Cierto campesino, abriendo una taberna en el pueblo, dijo: 
Yo me erigí un monumento no artesanal,
El sendero popular hacia éste no se enyerbará.
Fragmento de una carta de un señor casado a un amigo:
"...Era una preciosa mañana de primavera. Todo en la naturaleza sonreía, incluso mi suegra..."

1
2
3
4Volapük, lengua artificial creada por el sacerdote alemán Johann Martin Schleyer en 1879, con la intención de facilitar la comprensión entre personas de distintas culturas.
Continuará...
Título original: Pëstrie skazki, publicado por primera vez en la revista Novoe vremia, N° 3648 y 3655, 1886, con la firma: "Dos Ajáxes".
Imagen: Vasily Perov, The Hunters at Rest, 1871.

martes, 11 de agosto de 2015

Los mosquitos y las moscas


En una crestomatía francesa para niños de edad adulta, hay una sección de relatos de historia rusa.
Entre tanto, una biografía está intitulada: Jean IV, nommé Wassiliewitch pour sa cruauté (o sea, Joan IV, llamado Vasílievich por su crueldad).
¿Cuál tiempo no tienen en cuenta los sres. ingleses, al decir “el tiempo es dinero”?
El “nuevo”, por supuesto.1
Una dama, pasando por la vía férrea recién tendida, advirtió cerca de la caseta del guardián una media docena de niñitos.
-¡Asombroso! –exclamó-. La vía fue recién tendida, y el guardián ya tiene seis hijos.
El colmo de la agudeza: exponer al golpe la otra mejilla, cuando una ya recibió un insulto.
El colmo de la inocencia: pensar que si se otorga a la esposa una plena libertad, pues ella, aburrida de ésta, volverá a vuestros brazos.
El colmo del enamoramiento: enamorarse (se habla de las muchachas) de un cabrón, sólo por que su barba le recuerda la barba del novio muerto.
El colmo de la diversión: acostado en el ataúd, reírse de los "parientes" que buscan el testamento.
Cierto filólogo juvenil, la frase Les vaches étaient négligées,2 la tradujo así: "Las vacas estaban con décolleté".3 ¡Hum! ¡Un progreso!.. Para las vacas, por supuesto.
En el teatro se daba La sirena.4 El público, entre el que se hallaba A.S. Púshkin*, bostezaba. Púshkin no estuvo sentado hasta el final de la presentación. Durante la aparición de la misma sirena en la escena, se levantó y dijo para que todos oyeran: 

Esta sirena
Es seca como un palo,
Negra como un grajo...
¡Qué lástima esto!

y salió del teatro.

*Alexánder Serguéevich Púshkin, poeta que murió ya para el habitante bondadoso (N. del R.)
1¿Alusión irónica al periódico Tiempo nuevo, que paga poco o nada a los colaboradores, o simplemente a la época?
2Les vaches étaient négligées, las vacas fueron descuidadas.
3Décolleté, escote. 
4La sirena, ópera (música y libreto) de Alexánder Dargomízhskii, basada en la tragedia en verso homónima de Alexánder Púshkin.
 
Título original: Komari i muji, publicado por primera vez en la revista Strekoza, N° 30, 1880, escrito en colaboración, sin firma. 
Imagen: John Singer Sargent, Mosquito Nets, XXI.

sábado, 8 de agosto de 2015

Retazos de la vida moscovita


Corren rumores maliciosos de que, al parecer, en la redacción de Vida1 alguien se pelea. Cierto ganso palmeado2 arranca las muelas, desprende las orejas y mordisquea las narices. Dicen que basta sólo pedirle dinero a Vida, para poner en peligro la propia vida. Sea cierto eso o no, aconsejo por si acaso a los colaboradores y correctores, deseosos de recibir su honorario, ir a la redacción terrible no solos, sino en compañía de porteros y alguaciles. Pero es mejor no ir por completo… Cualquiera, a quien Vida le deba, puede cantar: "Y de la Vida no espero nada yo…"3  

1Vida, revista de perfil literario-político.
2Ganso palmeado (vulgarismo), buena pieza.
3De Salgo yo solo al camino, poema de Mijaíl Liérmontov. "Ya no espero yo nada de la vida/Y no me da lástima el pasado en nada" (1841).
 
Título original: Oskolki moskovskoi zhizni, publicado por primera vez en la revista Oskolki, No. 3, 1885, sin firma.
Imagen: John Singer Sargent, Man Reading, XIX.

viernes, 7 de agosto de 2015

Retazos de la vida moscovita

 
Al final del boulevard Sriétienskii, fue construido el otoño pasado un edificio extraño de color ladrillo, con unas ventanas enormes. Para qué éste fue construido, se desconoce. Las grandes ventanas oscuras miran a los pasantes de modo abatido, como ofendidas, la puerta está cerrada en estanco, de las chimeneas no sale humo… Todo eso atestigua que la casa extraña está deshabitada. Su designación es inentendible. Colgaron en ésta, una vez sin intención, el letrero Sala de lectura I.S. Turguéniev, y después, como asustados de algo, quitaron el letrero y clavaron una tabla en la puerta.
-Cochero, ¿qué hay en esa casa? -pregunté una vez al cochero, pasando cerca de la casa extraña.
-Se debe suponer, una cantina... -respondió el cochero-. ¡Y por lo demás, quién sabe! Si eso fuera una cantina o una taberna, la hubieran abierto hace mucho tiempo, ¿pero ves?, está cerrada…1

1El Calendario ruso del año 1886, de Alexánder Suvórin, informa que la Sala de lectura gratuita Iván Turguéniev es inaugurada el 27 de enero de 1885 (Anales rusos, pág. 255).
  
Título original: Oskolki moskovskoi zhizni, publicado por primera vez en la revista Oskolki, No. 3, 1885, sin firma.
Imagen: Www.pinterest.com, Abandoned Homes, XXI.

sábado, 1 de agosto de 2015

Atestado


Del puño de A. Yánov: 

Este día 24 de febrero, ha sido revisado por mí un cojín-almohada de seda negra, de un tamaño aproximado de ½ arshín1 al cuadrado. El cojín-almohada tiene un bordado de flores de cretona sobrepuesto, entre las que se inserta un óvalo asimismo de cretona, estando recortado en el óvalo un sujeto de contenido bucólico con dos figuras (no contando los perros*): una pastora que conversa con un pastor, en la parte del plano lejano unos arbustos y árboles.
Todo ese bordado de cretona en general sedoso, el fondo de seda negra y el cordón rojizo de las costuras, estando escogidos con un gusto excelso y meticulosidad. Las flores salieron en particular de modo acertado. En general todo está bien, lo que atestiguo con mi firma. ¡Sí, en general todo está bien!.. Sí, está bien...
Pintor de clase
Alexánder Yánov
Del puño de Y. Turlíguin:

El cojín-almohada visto por mí donde A.P. es hermoso, lo que certifico con mi firma.
Pintor de clase
Y. Turlíguin
Del puño de L. Pálmin:

Grácil, elegante, gracioso. Éste cojín-almohada es para quien recostó su cabeza fatigada en él, pero quien, yo mismo no sé, es en general por su parte una persona digna. 
L. Pálmin

Del puño de N. Chejov:

Siendo invitado a la valoración del cojín-almohada, en relación al gusto artístico, cual encontré satisfactorio, sobre lo que firmo.
N. Chejov/85

P.S. Mi vida consiste de toda una serie de limitaciones, aunque yo mismo del todo no soy una persona “limitada”. Antes de rozar con la pluma esta hoja sagrada, el destino cruel la puso en manos de unos ignorantes, que no supieron valorar la gran obra de la gran pintora, hasta tanto grande que, mirando al perrito representado por su mano, además de la presentación de ese perrito, ves un cabrito también. ¡Dos obras artísticas a la vez y... tales fríos panegíricos!.. Si no me hubieran limitado, y mi pluma ​​fuera la primera en esta hoja, pues yo podría ensalzar con dignidad a la gran pintora, que obliga, admirando su obra, a admirarse y serenarse a esas celebridades en la persona de los poetas, los pintores y demás, a los que tocaron en suerte tan muchos sufrimientos. Sentimental e inteligente. Se me salieron las lágrimas, por eso me callo.
Pintor
N. Chejov/85

El cojín-almohada, donado a mí por la doncella Elizavéta Konstantínovna Márkova, de 26 años, de confesión ortodoxa, ha sido encontrado por mí la cúspide de la perfección, y la corona de todos los cojínes-almohadas existentes bajo la luna. Beso a la doncella mencionada (26 años) la mano.2
A. Chejonté
Dado este atestado con gritos ruidosos de hurrá.
Y en este atestado el timbre X.
Al arancel estatal cobrado un kópek de plata.

*O, puede, cabritos.
1Arshín, antigua medida rusa, igual a 0, 71 m.
2En sus memorias no publicadas, Elizavéta Márkova recuerda haber bordado un cojín-almohada, que obsequió a Antón Chejov como pago a su servicio médico (ZGALI).

Título original: Attestat, publicado por primera vez en Apuntes de la GBL, num. VIII, con el facsímil del autógrafo chejoviano.
Imagen: Taobao, Cojines de terciopelo negro, XXI.